×

27 mayo, 2020

Teorema del equívoco, poemas de un cronista

Un juego donde el lenguaje es el vehículo desde donde se exploran cuestiones filosóficas, vitales, sociales es "Teorema del equívoco", primer libro de poesía del Premio a las Artes UANL Joaquín Hurtado.

Por: Guillermo Jaramillo   Fotografía: Efraín Aldama

Editado en Mexicali por Pinosalados, Teorema del equívoco es el primer libro de poesía firmado por Hurtado, quien es más conocido por su trabajo como cronista y activista social.

Lector de Heidegger, dice ser guardián de su valioso tiempo. Por estas circunstancias, no ha prestado la atención que le gustaría a la obra de autores contemporáneos, locales. Durante los últimos 12 años, ha leído a Martin Heidegger.

Lo invitaron a una feria del libro en Tijuana y Joaquín Hurtado tuvo algunos contratiempos en el hotel, mismos que sellarían el destino de Teorema.

En la fila que ya se estaba haciendo para el registro en el mostrador, se adelanta una mujer madura, muy bella, y empieza a hablar con el chico del mostrador. Esa mujer era nada más ni nada menos que Rosa Espinosa, dedicada a la escritura y al campo de la edición”.

Joaquín Hurtado Pérez

Escritor

En fecha reciente, Hurtado publicó su narrativa reunida en Vuelta prohibida editada por Atrasalante. El escritor es un fiero defensor de los derechos humanos. A través de su vida y obra ha contribuido a luchar contra la ignorancia ante el virus del SIDA.

Vuelta prohibida, Joaquin Hurtado
Vuelta prohibida, Joaquin Hurtado

“Exploraciones del lenguaje junto con la especulación filosófica y la cosquillita que me provoca la actualidad me acarrean muchos problemas, sobre todo de índole psíquica, de perturbaciones.

“De pronto en donde me parece el mundo lo percibo desde un estado anímico muy variable. De pronto muy pesimista, luego con un gran optimismo, de pronto con mucha rabia, luego con mucha esperanza”, señaló el Premio a las Artes UANL 2019.

Es su primer libro de poemas pero Hurtado cuenta con un ritmo literario impresionante. Si uno saca hoja y lápiz, encontrará que su lenguaje estriba entre el octosílabo y el hexámetro. Su paso hacia la poesía requirió otro proceso.

“Mi forma de expresarme literariamente siempre lleva un ritmo. Ese ritmo obedece a un ritmo interno. Lo oía yo de una escritora que hace muchos años decía que el español mexicano era un español de octosílabos y de mucha musicalidad”, explicó.

Imágenes de sus viajes, apuntes tomados en el aire, frases sin conectar, eso era el cimiento para iniciar el libro. Comenzó el proceso de depuración, hacer que aquello tuviera relevancia. El resultado es la impresión del paso del tiempo.

Teorema del equívoco, poemas de un cronista
Teorema del equívoco, poemas de un cronista

“Me di cuenta que había fracturas en el cuerpo de los textos. Incoherencias, discrepancias imperdonables para el lector acostumbrado a llevar cierta linealidad en el mensaje o la oración.

Para mí la literatura es juego. Diversión, entretenimiento, jolgorio, fiesta, incluso la filosofía, que es tan seria, tan pesada de un hombre como Nietzsche, Kant, el amargoso Schopenhauer, y el intragable -para muchos- como Heidegger.

Joaquín Hurtado

“A mí me suena a un campo de juegos donde me subo al resbaladero, pasamanos, sube y baja y al carrusel de caballitos. Me la paso muy feliz, muy contento con la certeza de que no me va a llevar a ningún lado, pero tampoco me va a hacer daño”, finalizó quien toda su vida fue profesor.

El libro aún no cuenta con fecha para su presentación. Sin embargo, Hurtado mira con cierta desconfianza el imperio de la tecnología. El trabajo no ha terminado, pues ya envió una serie de poemas a otra editorial y espera pronto ver otro poemario entre sus manos.

Publicidad