×

22 febrero, 2021

Se unen la música y la danza en concierto

La Orquesta de Cámara de la UANL presentó un espectáculo en donde expuso la belleza de las manifestaciones del arte: la música de concierto acompañando al ballet clásico y el flamenco. Una propuesta que resultó muy atractiva para quienes asistieron al arranque de su Primera Temporada en este 2021.

Por: Guillermo Jaramillo  

El encuentro entre estilos, formas, contenidos y resonancias se hizo presente en el Aula Magna del Colegio Civil en el concierto con el que inició la Primera Temporada 2021 de la Orquesta de Cámara de la Universidad Autónoma de Nuevo León, titulado Dos mundos en equidad.

La temporada de conciertos de la OCUANL -que se inauguró el martes 16 de febrero- promete muchas sorpresas. Un proyecto artístico que surge en el seno de la Secretaría de Extensión y Cultura de la Máxima Casa de Estudios.

Caracterizada por siempre mantener una oferta interesante abordada por distintos puntos de vista de una pieza o compositor, la OCUANL continúa fiel a su costumbre, y en este primer recital ofreció toda una gama de poesía visual.

Se unen la música y la danza en concierto
Se unen la música y la danza en concierto

La idea es ofrecerles a ustedes en cada uno de los conciertos dos mundos estéticos diferentes con solistas de un mismo instrumento, presentando formas y estilos muy contrastantes.

Claudio Tarris

Director Artístico de la OCUANL

“En este primer concierto, tendremos ballet y concierto de flamenco, donde comenzaremos con música de Juan Sebastián Bach para clavecín el Preludio y Fuga en Dom”, informó previamente Claudio Tarris, Director Artístico de la OCUANL.

El adagio del segundo movimiento del Concierto para oboe y violín, de Juan Sebastián Bach, se acompañó de un ballet clásico interpretado por Eduardo Aranda y Deborah Rodríguez, y al piano, Bárbara Prado.

Se unen la música y la danza en concierto
Se unen la música y la danza en concierto

El momento en que Bach se fundió con el flamenco fue inexplicable, solo responde a la visión de Tarris y resultó un deleite para los melómanos. De pronto, Ale Tafich al centro de la pista obedecía con movimientos de flamenco al cajón de Eva Rossé y la guitarrista Erika Flores.

“De esta manera hemos hecho este tránsito entre la danza y la música, y la estética del flamenco”, concluyó Tarris, para invitar luego al próximo concierto Los dos mundos del violín a través de las redes de @CulturaUANL.

Publicidad