×

2 noviembre, 2020

Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano

El escritor y guionista tamaulipeco Abraham Martínez presentó en videoconferencia el libro “Bestiario mexicano”, en el cual recoge historias de criaturas mitológicas que han acompañado a través de la historia a distintas generaciones mexicanas.

Por: Norberto Coronado  

Bajo la primera luna llena de noviembre, en la celebración de todos los santos, precedente del Día de Muertos, la Casa Universitaria del Libro presentó la conferencia Bestiario mexicano, del escritor Abraham Martínez Azuara (Tampico, 1975).

Abraham Martínez Azuara mencionó en la videocharla que en las cumbres del Cerro de la Silla existe un ser mitológico que aprovecha su geografía para esconderse.

Conocido como Cuervoscuro, el tamaulipeco es un escritor de cómics y revistas de ciencia ficción que se ha dado a la tarea de recopilar historias de seres extraordinarios que durante generaciones han sido protagonistas de un sinfín de historias mexicanas.

“Todas las criaturas que llenaron de ilusión, de miedo, de terror a varias generaciones nos han acompañado a través del mito y la leyenda, hasta hoy, en que muchas de sus historias aún asombran y enriquecen narraciones que se siguen heredando”, aseguró Martínez.

Los cibernautas que estuvieron presentes en la videoconferencia pudieron disfrutar de un viaje a través de los cerros, caminos oscuros, lagos y distintos lugares de México en los que, por su ubicación o características, pueden encontrarse esas bestias que protagonizan cientos de historias propias del folclor mexicano que rescata Martínez Azuara en su texto.

Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano
Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano

Leyendas de México

Como parte de las historias recogidas en su Bestiario mexicano, el autor tamaulipeco contó que, en el desierto de Sonora, territorio de los yakis, vivía una serpiente de siete cabezas que se alimentaba de ganado y de seres humanos que salían al anochecer.

Se decía que cuando un yaqui se casaba con un pariente se convertía en serpiente y que cuando la gente iba a cazar a los hombres culebras, herederos de la serpiente, la criatura se les aparecía con una cruz en la frente, como si fuera un predicador de Guaymas”.

Abraham Martínez Azuara

Escritor

Abraham Martínez Azuara habló también de leyendas de las lagunas de la Ciudad de México y de los drenajes profundos del Lago de Texcoco, donde era común encontrarse al Ahuizote, temible monstro acuático de la mitología de los mexicas.

Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano
Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano

“Se sabía”, contó, “que su cola tenía la forma de una mano y que con sus dedos podía simular que era ser un humano ahogándose y, cuando alguien se acercaba a brindarle ayuda, lo volvía su víctima”.

El autor de Cuadrántidas y Mundos remotos, ambos publicados por la UANL, recordó que la ciudad de Tampico, el norte de Veracruz y el occidente de San Luis Potosí, así como Querétaro e Hidalgo, regiones que son parte de la Huasteca Potosina, han sido hogar de criaturas de la mitología teenek, tal como lo consigna en su libro.

Parecería que cada región tuviera una leyenda particular; así tenemos que había hombres guajolote y tecolote independientes de la luna o bien podemos encontrar estos seres que de día caminan como nosotros, pero cuando llega la noche nos ven como sus presas”.

Abraham Martínez Azuara

Martínez Azuara, quien ha publicado en DC el cómic digital Earthbuilders, cerró la charla sobre el bestiario mexicano con la leyenda de una sirena de la tierra lacandona.

Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano
Recupera “Cuervoscuro” mitos y leyendas del bestiario mexicano

Esta historia cuenta que un pescador chiapaneco, al no tener suerte para pescar, hizo un pacto con este ser mitológico cediéndole a su hija a cambio de peces, y cuando quiso obtener más peces, pretendió hacer lo mismo con su hijo, pero este logró huir y sobrevivir.

El hijo quiso rescatar a su hermana e hizo un pacto con un dios de los lacandones que lo convirtió en gaviota para que buscara la en el fondo del agua, pero al encontrarla, la hermana ya se había acostumbrado a vivir ahí, por lo que no quiso regresar y, como premio, al hermano el dios lo volvió parte de su familia”.

Abraham Martínez Azuara

Publicidad