×

10 febrero, 2021

Casa Universitaria del Libro, de lo inimaginable a lo esencial

Con una producción editorial superior a los dos mil ejemplares, la Casa Universitaria del Libro cumple una década de ser sede y guardián de la literatura regiomontana.

Por: Julieta Guevara   Fotografía: Ana Herrera

“La Casa Universitaria del Libro es uno de esos sitios que no estaba
en el imaginario de la comunidad regiomontana y universitaria
pero, en cuanto lo fue, se volvió indispensable”.
Antonio Ramos Revillas

En la esquina de Padre Mier y Vallarta, en el Centro de Monterrey, Nuevo León, se encuentra una casona de los años veinte que, desde el 10 de febrero de 2011, es sede de la Casa Universitaria del Libro de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Una década de ser la casa de todos
Una década de ser la casa de todos

El centro cultural universitario es considerado monumento histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Este recinto, considerado una de las siete maravillas históricas del estado, se encarga de difundir la cultura y fomentar la creatividad e imaginación literaria con la finalidad de aproximar a la sociedad la producción artística e intelectual regiomontana.

La Casa del Libro es un espacio abigarrado de creaciones artísticas que ha permitido a los escritores locales considerarlo como un conducto para publicar sus obras y a los lectores una fuente de literatura diversa, pues la editorial de la Universidad, alojada en la misma casa, se encarga de la difusión y promoción de sus obras a la comunidad universitaria, regiomontana y nacional.

Se reinventa la Casa Universitaria del Libro
Se reinventa la Casa Universitaria del Libro

Lo que significa para lectores y escritores es un hogar; es un sitio en el cual son bienvenidos... es un puerto al cual llegan con los brazos abiertos, con la esperanza de que, en cuanto lleguen a la Casa del Libro, saldrán de ella con libros".

Antonio Ramos Revillas

Director de la Editorial Universitaria UANL

No obstante, en los últimos cinco años, les ha abierto las puertas a demás expresiones artísticas populares permitiéndole incrementar sus actividades culturales.     

“Hemos sido muy hospitalarios con lectores, con lectoras, con niños, con la familia, incluso con gente que no necesariamente pertenece al género de la literatura pero que está relacionada con la creación”, apuntó el director del espacio cultural.

Adaptabilidad en tiempos de pandemia

El estallido de la pandemia se dio en marzo, a mitad de la Feria Universitaria del Libro UANLeer 2020, sin embargo, finalizó con éxito debido a que Cultura UANL se adaptó a la nueva realidad.

Lo propio hizo la Casa Universitaria del Libro, la cual a raíz del confinamiento se expandió con la digitalización de sus contenidos, aunque, según palabras de Ramos Revillas, el proceso de digitalización inició tres años atrás con el lanzamiento de la página en línea, en donde se encuentra una gran colección de libros de distintos géneros literarios.

En este mismo espacio se alberga una tienda en línea, proyecto que permite llevar los libros de la Editorial Universitaria a la puerta del hogar de los regiomontanos.

Libros regios para todos
Libros regios para todos

Nos llegó (el confinamiento) de la mano del proceso de digitalización de la editorial: hace tres años lanzamos la página en línea de la editorial y el año pasado lanzamos la tienda en línea, que había sido un proyecto muy esperado”.

Antonio Ramos Revillas

Dichas plataformas optimizaron el acceso al público de producciones digitales como: audiolibros, encuentros virtuales, talleres en línea, podcasts y demás eventos que, en 2020, llegaron al medio millón de visitas.

En noviembre del 2020, la sede de la Casa del Libro fue considerada una de las siete maravillas históricas de Nuevo León.

Sin dejar de mencionar la implementación del proyecto Relatos de Cuarentena, en colaboración con la Editorial Tres Nubes, y la aplicación de UNILeer, que originó la descarga gratuita de más de 80 obras del acervo universitario.

Asimismo, Libros Regios para Todos y La Feria de Verano generaron un alcance superior al reflejado en años anteriores.

“La aplicación UNILeer cuenta con alrededor de 85 libros para descarga gratuita y lectura en la plataforma de libros que no están en otro lado más que ahí… Además, Regios para Todos y la Feria del Verano tuvieron un promedio de visualizaciones de 15 mil personas desde su primera semana”, relató Ramos Revillas.

Casa Universitaria del Libro, de lo inimaginable a lo esencial
Casa Universitaria del Libro, de lo inimaginable a lo esencial

Visión a futuro

El director de la Casa Editorial de la UANL considera que la ruta para trabajar en un futuro será de manera híbrida, es decir, combinando lo virtual con lo presencial para generar un trabajo colaborativo en ambos públicos.

Explicó que tras la pandemia, los públicos virtuales y presenciales se fusionarán en uno solo para ofrecer una experiencia que enriquezca a toda la comunidad, e incluso que permita romper con cualquier barrera geográfica para acercar la literatura a cualquier persona.

Se reinventa la Casa Universitaria del Libro
Se reinventa la Casa Universitaria del Libro

La situación de la Casa no va a ser igual porque ya hemos probado el éxito de las plataformas virtuales. Vamos a mantener una agenda híbrida a partir de ahora".

Antonio Ramos Revillas

Publicidad