×

16 junio, 2020

“Cada lector es dueño de la historia”, Nuria Barrios

La escritora española ofrece una charla virtual en la cual comenta sobre su más reciente novela, Todo arde, donde aborda la problemática de las adicciones.

Por: Norberto Coronado  

La Comunidad de Círculos de Lectura de Monterrey estuvo de plácemes. Se realizó el encuentro con la escritora española, Nuria Barrios Fernández, quien compartió lo que representa la literatura para ella. Por supuesto, también comentó sobre su más reciente novela Todo arde.

“Los círculos de lectura son muy estimulantes. Encontrarte con lectores que no van a conversar contigo de forma pasiva, que no van a estar escuchando, sino entablar conversación. Plantear todo aquello que les ha irritado, lo que no han comprendido, siempre es muy enriquecedor”, aseguró Barrios Fernández sobre la experiencia de hacer la conversación en línea.

“Cada lector es dueño de la historia”, Nuria Barrios
“Cada lector es dueño de la historia”, Nuria Barrios

Durante el enlace, Barrios estuvo con toda la disposición de responder a los cuestionamientos. Le preguntaron por qué abordar un tema sobre drogas. La escritora española apuntó la razón.

Cuando escribes una novela se van sumando intenciones hasta que lo concretas. Decidí dar vida a un escenario que yo conocía, que eran los poblados de Madrid. Estos poblados me parecían el inframundo; sitios apartados, habitados por gente que parecían sombras, lugares fantasmagóricos.

Nuria Barrios Fernández

Escritora

“La historia que fui tejiendo es de alguien que va a rescatar a la persona que ama, a donde está su alma perdida”, añadió la también escritora de novelas como Amores patológicos, El cuerpo, Alarma roja, entre otras.

La novela, Todo arde, de editorial Alfaguara, marcó el regreso de Nuria Barrios. La novela narra la historia de Lolo y Lena, dos hermanos adictos al crack. Cuando ellos tratan de salir de este mundo, sus vidas peligran.

“No quería construir una novela sobre personajes buenos y malos, lo correcto y lo incorrecto. La belleza del ser humano está dentro de cada uno de nosotros y ahí están los opuestos, los héroes y villanos. Todos somos una cosa u otro”, aseguró Barrios.

La historia le pertenece al lector

Una vez que la historia está publicada pertenece a cada lector. La lectura debe de ser complementaria, debe de ser un viaje a la madurez. “Hasta yo hago lecturas complementarias de mis novelas”, dijo entre risas la escritora. Asimismo, comentó que los círculos de los lectores los obligan a recapacitar.

“Me gustan estas actividades porque nos deja mucho escuchar preguntas, dudas; me hacen fijarme en cosas que no había caído. El libro me transciende; es lo mejor que le pueda pasar a un libro”, reflexionó.

El Círculo de Lectura fue organizado por la Casa Universitaria del Libro en coordinación con la Comunidad de Círculos de Lectura Monterrey y contó con la participación de Verónica Rodríguez y de Cecilia Lankenau.

“Cada lector es dueño de la historia”, Nuria Barrios
“Cada lector es dueño de la historia”, Nuria Barrios

Reflexiones desde el confinamiento

Existe un tema sobre el que la escritora ha reflexionado toda su vida. Sin embargo y durante los últimos meses con el confinamiento, Barrios le ha dedicado más tiempo a dilucidar sobre él, es el lenguaje.

Las palabras encierran su contrario también. ‘Casa’ encierra al mismo tiempo la idea de ‘refugio’ y de ‘prisión’ en este confinamiento. Pasa los mismo con nuestros personajes, el pillo, el pícaro y la persona que se sacrifica por la otra”.

Nuria Barrios Fernández

Nuria Barrios es autora de las novelas El alfabeto de los pájaros (2011) y Amores patalógicos (1988), de los relatos Ocho centímetros (215) y Balearia (2000) y de los poemarios La Luz de la dinamo (2017), Nostalgia de Odiseo (2012) y el Hilo del agua (2004).

También es ganadora del Premio Iberoamericano de Poesía Hermanos Machado; y del Premio Ateneo de Sevilla. Colabora en el periódico El País.

Publicidad