×

24 junio, 2021

“Acapulco punk” con el rigor de la crónica

La crónica es el género que el periodista guerrerense Paul Medrano utiliza para narrar las historias que emergen de la violencia e inseguridad en Acapulco. Un texto editado por la UANL, a través de la Editorial Universitaria que encabeza Antonio Ramos Revillas.

Por: Guillermo Jaramillo  

Antes de ejercer el periodismo, Paul Medrano hizo de todo en los alrededores de Acapulco, el tan romantizado puerto que da título al Acapulco punk y otras historias del sur (2020), libro de crónicas publicado por la UANL.

En alguna entrevista, Medrano confesó que realizó este ejercicio periodístico al carecer de un buen salario, situación que se replica a lo largo y ancho del país y ha generado una desigualdad democrática entre los medios de comunicación.

“Acapulco punk” con el rigor de la crónica
“Acapulco punk” con el rigor de la crónica

En el Acapulco de Medrano convive la belleza y la violencia del puerto romantizado en los años sesentas y setentas. Para dar cuenta de ello, el reportero ha tenido que caminar mucha ciudad.

“Estudié la normal estatal en el Estado de Guerrero, sin embargo, cuando egresé no ejercí como profesor, estaba en una etapa desorientada en mi vida.

“Recuerdo las tardes en redacción con el estómago vacío intercambiando datos con mis compañeros, cuando uno de los fotógrafos decía ‘No gano mucho pero cómo me divierto’. 

“Esa frase viene a mí en los momentos en que uno pasa por crisis económicas en el periodismo, que son las más veces. No gano mucho, pero ¡cómo me divierto!”.

Probó distintos trabajos como taxista, repartidor de botellones de agua, pepenador de plástico en un tiradero de basura hasta que se acercó a El Sol de Chilpancingo, sin tener mínima idea del oficio. 

De paraíso idílico a tierra convulsiva

La calle es el ambiente de Paul Medrano, a quien le enseñaron que el periodista siempre debe tener el oído afinado, así se encuentre en el supermercado o el camión de pasajeros.

Siempre estamos parando oreja para ver qué escuchamos y después seguir ese rastro. Me gusta andar en la calle, platicar con la gente no porque escriba de todo lo que platique, sino que entre la plática encuentras elementos que pueden llevarte hacia otro lado”.

Paul Medrano

Periodista

Una ciudad romantizada en el cine y las canciones de pronto muestra aristas. Es ahí donde el periodista en su oficio de narrador busca las respuestas, pues para Medrano, este Acapulco ya no es el mismo, y aún así sigue creando esta narrativa de esta ciudad, que a pesar de lo que se conoce sigue siendo un atractivo para mucha gente que sueña con venir a conocerla. 

“Acapulco punk” con el rigor de la crónica
“Acapulco punk” con el rigor de la crónica

“Siempre he creído que hay un Acapulco en la mente de cada quien, y que ese Acapulco va a estar definido por nuestros deseos, pasiones, emociones. Por eso no podríamos hablar de una idea clara de lo que es el puerto. 

Es tan añejo y convulso que hay cabida para todos. De pronto hay una idea muy romantizada, pero para los que tratamos de hacer crónica, este Acapulco de los últimos 20 años que no se parece nada al Acapulco de los ochentas o setentas, porque tiene un ingrediente extra que es el narcotráfico.

Paul Medrano

“Para la mayoría de los periodistas que tratamos de escribir sobre el puerto, desde 2005 para acá teníamos presente este nuevo fenómeno que estaba llegando a Guerrero, pues no teníamos ese problema, empezamos a descubrir que había muchos otros Acapulcos más allá de la costera. 

“Es así como hemos empezado a mirar mucho más allá de las fotos de atardeceres para tratar de explorarlo y tratar de buscar una respuesta a la constante pregunta de ¿Qué fue lo que pasó aquí? La pregunta de preguntas. Si empezó siendo un paraíso idílico ¿cómo fue que terminó en esto?”, finaliza la entrevista.

Publicidad