×

1 octubre, 2021

Manos a la obra por el rescate del Bosque Escuela

Decenas de estudiantes y directivos de la UANL participaron en el inicio del programa Todos Unidos por el Bosque Escuela. El programa busca que la gente apadrine pinitos y ayude a reforestar el área dañada por los incendios forestales.

Por: Luis Salazar  

Santa Rosa, Iturbide.- Buscando devolver su majestuosidad reforestando y conservando el suelo, decenas de estudiantes y directivos universitarios iniciaron al programa Todos Unidos por El Bosque Escuela el 24 de septiembre.

Los estudiantes y maestros provenientes de 12 preparatorias y tres facultades de la UANL ayudaron a la reforestación de una de las 15 hectáreas más dañadas por los incendios del pasado mes de abril de este 2021.

Manos a la obra por el rescate del Bosque Escuela
Manos a la obra por el rescate del Bosque Escuela

Armados de palas, picos, poceras y mil ejemplares de pseudostrobus, los participantes fueron los primeros de un programa que aún busca la participación del público que pueda donar un pinito o ayude en las labores de reforestación de la zona dañada.

El Director del Centro de Investigación en Producción Agropecuaria (CIPA), doctor Nelson Manzanares, dependencia a la que pertenece el Bosque Escuela, encabezó esta primera jornada de reforestación que busca revertir los daños y conservar los suelos.

Se buscan padrinos y ayudantes de reforestación

Después de los incendios especialistas del CIPA, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) evaluaron los daños e hicieron una estrategia de conservación y reforestación.

Pablo Chávez, representante de SEMARNAT, comentó que regresar al Bosque Escuela, el alma máter donde estudió, y ver áreas arrasadas por el fuego, le da tristeza, pero a la vez esperanza en que con el apoyo de miles de manos el bosque regresará en algunos años.

Manos a la obra por el rescate del Bosque Escuela
Manos a la obra por el rescate del Bosque Escuela

María Teresa Flores, representante de CONAFOR, comentó que luego de los incendios lo principal fue el diagnóstico de la zona. Y que a pesar de haber sido un incendio muy severo, afortunadamente no se dañaron tanto los suelos.

“Tenemos que trabajar en el suelo, en su estructura y composición. Queremos empezar reforestando cinco hectáreas. No es fácil porque no contamos con la producción de plantas como para reforestar las quince hectáreas”, comentó María Teresa Flores, representante de CONAFOR.

Hoy el Bosque Escuela necesita del apoyo de todos. Si gusta apadrinar económicamente a un pinito o ayudar a sembrar ejemplares puede comunicarse al CIPA al teléfono 8329·4000 en la extensión 1440 o escribir al correo cipa@uanl.com.

Publicidad