×

24 junio, 2020

Libres y Lokos: un sentimiento con aguante

Especialistas de la Universidad Autónoma de Nuevo León argumentan que pertenecer a una barra no es una cuestión de pasión por el futbol, sino de carencias de razones para vivir. Se trata de sentir poder y ser parte de algo. Pero para los Libres y Lokos, ¿qué es el futbol?, ¿cuánta importancia tiene Tigres en su vida? y ¿qué representa para ellos pertenecer a la barra?

Por: Eduardo Rodríguez Palacios   Fotografía: José Luis Macías

“El futbol es una forma de vida, porque nos consume tiempo y pensamientos”. De esta manera es como el líder de los Libres y Lokos, Samuel Reyes, describe lo que es este deporte para ellos.

Apoyar a Tigres de local y de visitante representa un factor importante en el día a día de los miembros de una barra. En el juego se involucran emocionalmente. El estar siempre en la cancha alentando a su equipo es una forma de vivir.

“Desde días antes en reuniones, preparamos el partido, como el organizar la ambientación en el estadio, pero una vez que inicia el juego, normalmente uno queda tocado por el resultado, porque te pones alegre si ganan o te entristeces si pierden, y más si es un partido importante como de liguilla, clásico o final; es innegable que te afecta”, explica el egresado de la Facultad de Contaduría Pública y Administración de la UANL.

En las buenas y en las malas

Estar en las buenas es fácil, pero estar en las malas no cualquiera. Y la afición y la barra de Tigres han sido un ejemplo de resistencia y aguante ante los resultados adversos que tuvieron que soportar durante varios años.

“Somos una barra que creció y se desarrolló durante muchos años sin buenos resultados, entonces para nosotros fue importante ponerle ese chip a nuestra gente, el de la resistencia, el aguante, el estar ahí pese a la adversidad y ponerles la mejor cara a los malos resultados.

“El aguante es básicamente acompañar al equipo en las malas. Es una prueba de cuánto estás dispuesto a soportar hasta revertir la situación”, detalla uno de los fundadores de la barra en 1998.

Sin embargo, cuando se logra el triunfo, este deporte brinda esa alegría que todo aficionado quisiera tener siempre.

Es lo mejor que tiene el futbol, lo alegre que puede poner a una persona a pesar de las situaciones personales que esté viviendo, ya sea en su trabajo, familia o económicas”.

Samuel Reyes

Líder de los Libres y Lokos

Tigres es difícil de explicar

Es algo a lo que se le quiere mucho. No es solo un espectáculo o entretenimiento, es mucho más que eso. Para los Libres y Lokos, el sentimiento hacia Tigres es difícil de explicar.

“Es complicado de explicar, sobre todo porque en el intento de describirlo se involucran sentimientos, pero lo que he notado en general de la barra es que Tigres sí está a la altura de una persona importante de nuestras vidas, como un mejor amigo o un familiar. Y no digo que esté bien o mal, pero es muy respetable”, expone.

“No quisiera faltarles el respeto a otros factores en mi vida, porque explicar el nivel de importancia que tiene Tigres en la mía no es fácil tampoco”, dice Samuel, “pero para mí, es una pieza fundamental en mi vida”.

Libres y Lokos: un sentimiento con aguante
Libres y Lokos: un sentimiento con aguante

El amor desde las gradas

Los cánticos, los trapos, las banderas, los bombos, entre otros elementos, son el espectáculo que las barras le aportan al futbol.

Sin embargo, debido a lo consumista y el negocio que se ha vuelto este deporte en los últimos años, esta ambientación es algo que a veces se olvida.

“Con la última tendencia del futbol moderno en donde el que más pague es lo que vale, a veces el apoyo al equipo no interesa.

Considero que las barras de todos los equipos le siguen aportando al futbol ese grado de romanticismo que con el paso de los años se ha ido perdiendo”, asegura el líder de los Libres y Lokos".

Samuel Reyes

Una pasión que se hereda

Los Libres y Lokos son una barra diferente a otras de México, ya que tiene personalidad propia.

Y a pesar de que hacen lo mismo que otras como el viajar y apoyar al equipo, ellos no funcionan como una barra tradicional.

“Yo veo en la gente que integra al grupo con la necesidad de tener ese sentido de pertenencia y esto que hemos desarrollado considero que ha sido importante para que los integrantes quieran estar o pertenecer a la barra”, explica.

Libres y Lokos: un sentimiento con aguante
Libres y Lokos: un sentimiento con aguante

Las barras son conjuntos complicados de entender. Aunque por su misma naturaleza, son mucho de expresar y decir lo que sienten por el equipo.

A veces es extraño explicar y mucha gente no lo puede entender, ya que pareciera que mis sentimientos y emociones están solo al ir al estadio y apoyar a Tigres, pero todo lo anterior también está con la barra, porque sucede. Nuestra gente lleva esos sentimientos en su ser y se van pasando a través de las generaciones”.

Samuel Reyes

Para Samuel, el ser líder de la barra es una responsabilidad y le causa orgullo ser parte de la misma más allá de la posición que pueda tener. Se siente responsable de lograr que las expectativas de la gente que integra a Libres y Lokos se cumplan.

¿Y generan violencia?

México es un país y una sociedad con tendencia a la violencia en muchos sentidos, y lo dicen las estadísticas, por lo que es imposible pensar que una barra o un estadio sea ajeno a este problema social, argumenta uno de los fundadores de la barra.

Libres y Lokos: un sentimiento con aguante
Libres y Lokos: un sentimiento con aguante

“Creo que se equivocan en señalar que las barras están organizadas y diseñadas para hacer violencia, porque cierta gente es lo que siempre quiere hacer notar, que solo estamos en futbol para hacer eso, cuando es un gran error”, puntualiza el líder de los Libres y Lokos

Publicidad