×

20 diciembre, 2019

Fátima Durán, una cheerleader de piel roja

Con quince años de experiencia, la coach Fátima Durán habla orgullosa sobre la formación integral que reciben los miembros de los equipos de animación de la UANL.

Por: Norberto Coronado   Fotografía: Daniel Zamora

El torneo intrauniversitario de equipos de animación es uno de los eventos que genera más expectativa entre la comunidad universitaria.

En solo dos minutos y treinta segundos, valiéndose de la música, saltos, baile, fuerza y múltiples sonrisas, los jóvenes universitarios deben impresionar a unos jueces que están ahí para calificar todo lo que proyecten en la pista.

Suben y cargan el ánimo deportivo
Suben y cargan el ánimo deportivo

Y si alguien sabe de este certamen en la UANL es la maestra Fátima Denisse Durán Delgado.

Entrenadora de los Pieles Rojas de la Preparatoria 7 y ex integrante del equipo de animación de los Auténticos Tigres, Fátima cumplirá en enero del 2020 quince años como entrenadora de este deporte.

“Pieles Rojas ya es un ícono, una referencia del buen trabajo y de grandes generaciones de estudiantes que ganaron múltiples campeonatos.

“Hasta cuando perdíamos nos felicitaban por las rutinas mostradas”, comenta Durán con orgullo sobre el significado y resultado de su tenaz apoyo.

Fátima Durán, una cheerleader de piel roja
Fátima Durán, una cheerleader de piel roja

La adaptación de los grupos de animación

El paso del tiempo ha traído cambios a la animación, pero su espíritu incansable le ha permitido evolucionar a la par con la idea de mantener al equipo de animación de la Prepa 7 en los primeros planos.

“Las cargas académicas son mayores, los horarios, la situación de la ciudad. Hoy se hace un mayor trabajo de motivación entre los muchachos para que asistan a los entrenamientos porque hay más áreas de oportunidad en la prepa y más deportes”, afirma la egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Las modificaciones le han exigido renovarse y readaptar las formas de capacitar a los integrantes de sus equipos. 

El reglamento evoluciona, las rutinas, la música, la conexión con el público, pero sobre todo el ver a los equipos de animación como representantes de la institución, de la imagen y ser los primeros en apoyar a los demás equipos, como pasó esta temporada al asistir a los juegos de futbol americano”.

Fátima Durán

La identificación piel roja

Entre los planes a corto plazo de la coach Fátima Durán está que sus cheerleaders asistan a apoyar a más y nuevos deportes, así como trabajar en la identificación de los colores tanto en la prepa como en la UANL.

“Que se sientan orgullosos de ser de Pieles Rojas, de ser universitarios, de ser de la UANL y a ese propósito pueden contribuir los equipos de animación”, expone Fátima, quien es también catedrática en la Facultad de Arquitectura.

La experiencia de estar por quince años al frente de los equipos de animación le ha dado la madurez para transmitir a las nuevas generaciones su conocimiento sin recelo, manteniendo inalterable la determinación de que más gente conozca el trabajo que realizan.

Fátima Durán, una cheerleader de piel roja
Fátima Durán, una cheerleader de piel roja

“Sola no podría hacer nada de esto, por lo que a nadie se le niega la oportunidad de aprender, siempre poniendo lo académico como prioridad. 

“El ser parte del equipo es la motivación que buscan algunos alumnos para estudiar, entonces esa semilla que sembramos sigue dando frutos”, menciona Durán Delgado mientras da instrucciones a Yajaira González y Fernando Salinas, egresados de Prepa 7 y que acompañan en este semestre a los Pieles Rojas.

Los efectos del cheerleading

La coach, quien también fue campeona como entrenadora con la Facultad de Arquitectura, comenta que el temple adquirido por los estudiantes apoyando diferentes disciplinas deportivas la ha dejado satisfecha.

“Si se mostraron ante un público hostil, pueden pararse fácil ante un concurso de oratoria, exponer ante un grupo, ofrecer una conferencia con total seguridad.

“Son competencias que adquieren por medio del deporte”, comentó Durán refiriéndose a la rutina mostrada en la final intrauniversitaria de este año entre los Pieles Rojas y Los Bulldogs, la cual ganaron los primeros.

Pero más allá de los campeonatos, Fátima Durán reflexiona sobre el presente del equipo: “La meta es trabajar en equipo, ser líderes motivadores para los muchachos, orientarlos a que se sientan contentos por el trabajo mostrado”.

Cada día más cerca de unas Olimpiadas

La coach no se saca de la mente la alegría que tuvo el 7 de diciembre del 2016, cuando el Comité Olímpico Internacional reconoció como deporte el cheerleading, aumentando así las posibilidades de ser protagonista en un futuro próximo en unas Olimpiadas.

Por eso no me retiro. Quisiera verlo o ver a un egresado siendo parte como juez, staff, algo, mientras me capacito y sigo buscando que los estudiantes se enamoren de sus colores, porque al final del día somos Pieles Riojas, somos Uni”.

Fátima Durán

Publicidad