×

28 agosto, 2019

Dina Cortés investiga sobre violencia familiar en el análisis del discurso

Dina Cortés investigó la negación hacia la violencia familiar que padecen algunas mujeres. Su tesis de doctorado fue aprobada con el grado de Magna Cum Laude en la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Por: Luis Salazar   Fotografía: José Macías

La frase querer es poder nunca fue tan cierta como la propia historia de superación profesional de Dina Elizabeth Cortés Cross. Por una negligencia médica hace más de 10 años, ella perdió la vista poco a poco.

Esa difícil situación no impidió que la estudiante se graduara de licenciatura en Lingüística Aplicada hace ocho años, hace cuatro años de la maestría en Estudios del Discurso y hace un par de meses del doctorado en Filosofía con orientación en Estudios de la Cultura.

Los tres grados los cursó en la Facultad de Filosofía y Letras.

“Años atrás veía manchas, pero ya el año pasado perdí la vista por completo”, confesó quien investigó sobre rasgos de negación hacia la violencia de género que manifiestan las mujeres.

Gradaciones en la voz: rasgos de violencia

Para realizar su tesis, es interesante el qué, pero también el cómo ha logrado confeccionar su investigación tanto en la teoría como en el trabajo de campo durante cuatro años.

“Las mujeres tienden a evadir el tema con un silencio. Se quedan calladas o se voltean y se paran, se van a otro lado. Ese lenguaje corporal nos indica que hay un rechazo para hablar del tema.

“También la disminución de la voz. Hay mujeres que se mostraban participativas y estaban conscientes de lo que les había pasado. Al momento de hablar de la violencia, comenzaban a disminuir la voz gradualmente hasta que no se les escuchaba nada, o bien, tendían a llorar.

El llanto, los silencios, la disminución; todas esas gradaciones que hay en la voz pudo determinarnos que es una forma de negación a hablar del tema”.

Dina Elizabeth Cortés Cross

Investigadora, doctorado en Filosofía con orientación en Estudios de la Cultura

Dina entrevistó a varias mujeres en situación de vulnerabilidad que han adolecido de la violencia de género. Sin embargo, ellas lo niegan de forma verbal, incluso gestual, este último rasgo es el que la investigadora tuvo la capacidad de encontrar.

“A la doctora Lidia [Rodríguez Alfano] le gustó muchísimo la forma en la que abordé el tema. Además que pudo identificar, yo no me había dado cuenta de eso, que a través del tiempo yo había podido afinar mi oído.

“A pesar de tener la discapacidad visual el oído se había agudizado mucho y podía percibir ciertas tonalidades en el habla”, planteó Dina Cortés.

Dina Cortés investiga sobre violencia familiar en el análisis del discurso
Dina Cortés UANL

Su tesis fue aprobada y le otorgamos el grado de honor Magna Cum Laude [con grandes alabanzas]”.

Lidia Rodríguez Alfano

Asesora y titular del grupo de sinodales de la defensa doctoral de Dina Cortés.

Forma de trabajo: entre software y ayuda familiar

Desde el 2009 que cursaba la licenciatura, ella utiliza el software Just en su laptop. Cualquier texto, que previamente haya sido escaneado, el programa lo transforma en audio para que ella lo escuche.

A veces su familia le ha ayudado leyéndole libros completos mientras ella toma nota de autores, citas y páginas para su investigación.

“Yo vengo de una familia nuclear académica. Mis papás son docentes, ambos, investigadores. Mi papá tiene una maestría en nanotecnología; mi mamá en enseñanza superior. La cuestión académica la traigo muy arraigada, muy desarrollada”, relató.

Ponencias

Congresos de análisis del discurso:

  • Tlaxcala
  • Mérida
  • Ciudad de México
  • Veracruz

Junto a la doctora Lidia Rodríguez Alfano, tuvieron visita académica a:

Academia y publicaciones:

  • Estancia doctoral en Cuba
  • Artículos publicados en revistas de alto impacto
  • Desde hace un par de años, una editorial española se interesó por publicar su investigación

Como investigadora, Dina Cortés considera que el hecho de que haya o prevalezca este tipo de violencia es multifactorial y la cuestión cultural es fundamental.

“Desde la casa se debe instruir que la violencia no es buena y que se debe denunciar. Muchas mujeres han sido socializadas a guardar silencio, a aguantar lo que les pasa en casa y por lo tanto no hay denuncia”, relacionó.

Publicidad