×

27 agosto, 2019

Científico de la UANL crea nanomáquina que detecta células cancerígenas

Los rotores moleculares que desarrollaron en la Facultad de Ciencias Químicas podrían distinguir con fluorescencia a las células cancerígenas. Esta nanomáquina sería una alternativa a la quimioterapia.

Por: Luis Salazar  

En busca de ofrecer una alternativa a la agresiva quimioterapia, un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas de la UANL crearon una nanomáquina capaz de distinguir e iluminar las células cancerígenas en el cuerpo.

El rotor molecular fluorescente que inventaron está hecho de boro orgánico y actúa irradiando luminiscencia al desacelerar frente a una célula cancerígena que, como se sabe, tienen más viscosidad que una célula normal.

El doctor Víctor Manuel Jiménez Pérez, titular de la investigación, recibió el Premio de Investigación UANL 2018 en la categoría de Ciencias Exactas, por concebir esta máquina que en tamaño es menor a dos nanómetros.

Máquinas moleculares fluorescentes (<2nm) para medir la viscosidad a nivel microscópico, su aplicación en bioimágenes y su termocromismo reversible es el nombre de la investigación ganadora en la que también participaron los doctores Rodrigo Chan Navarro, Blanca Muñoz Flores y Marisol Ibarra Rodríguez.

Según el doctor Jiménez, la diferencia entre las células sanas y las células cancerígenas es que las cancerígenas son más viscosas y densas, como la miel. Entonces estos rotores moleculares se frenarían al mismo tiempo que irradiarían luminiscencia.

“Es un diseño de moléculas-rotores con propiedades de luminiscencia ante la desaceleración en los giros dentro de la viscosidad de las células cancerígenas”, explicó.

“Sería una guía para poder extirpar de una manera muy limpia el cáncer”.

Víctor Manuel Jiménez

Premio de Investigación UANL 2018

Esta investigación cuenta con su registro de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial desde el año 2016, pero el doctor mencionó que esperan su obtención hasta que se cumplan alrededor de cinco años.

Una investigación de clase mundial

La principal línea de investigación de Jiménez Pérez es la síntesis, caracterización de compuestos orgánicos u organometálicos con propiedades luminiscentes y determinación de su actividad biológica como anticancerígeno.

“Nuestros materiales luminiscentes pueden competir con otros materiales a nivel mundial. De hecho, en una empresa nos dijeron que querían trabajar con nuestros materiales”, aseguró el miembro del Sistema Nacional de Investigadores, nivel II.

El investigador se refiere a la consultora especializada en servicios ecológicos aplicados y asesoría llamada BIOSCAN, originaria del Reino Unido.

“La base son compuestos orgánicos de boro. Y la gran ventaja es que la citotoxicidad es prácticamente nula.

“El compromiso que tenemos como investigadores es diseñar moléculas, pero que tengan una baja citotoxicidad”, explicó el doctor universitario.

Publicidad