×

22 septiembre, 2020

Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad

La Universidad Autónoma de Nuevo León celebró el III Congreso Internacional “Las humanidades en la sociedad 5.0. Alternativas para el futuro”, organizado por la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL del 9 al 12 de septiembre.

Por: Guillermo Jaramillo  

El ciberántropo, sujeto transdisciplinar, contradictorio, complejo y digital, vive preso de la posverdad, concepto acuñado para maquillar mentiras o falacias, razón suficiente para que, insertados en un mundo digital, investigadores hayan comenzado a estudiar la relación entre ambos conceptos.

Lo anterior fue motivo de reflexión en la conferencia “Los procesos de la posverdad: generación de escenarios contradictorios en la cultura digital”, de la Dra. Julieta Haidar, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en el marco del III Congreso Internacional “Las humanidades en la sociedad 5.0. Alternativas para el futuro”, llevado a cabo por la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad
Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad

De acuerdo con Julieta Haidar, la "posverdad" tiene un significado polisémico. Señala que el término apareció como eufemismo para maquillar a la mentira y la falacia, que son conceptos que están tanto en la política como en la filosofía.

La verdad, comentó Haidar, no es esencia sino se articula con el poder. La verdad, tal como sucede con la locura y la razón, está subordinada a los regímenes de poder-saber. De hecho, son pocas las prácticas semiótico-discursivas que pueden escapar a estos funcionamientos.

“La posverdad, en tanto, aparece como un concepto que circula mucho, que nos ha llegado por medios sajones. La posverdad se opone a la verdad”, informó la coordinadora del Cuerpo Académico Seminario Permanente y de la línea de investigación del análisis del discurso y semiótica de la cultura del posgrado en Antropología Social de la ENAH.

Haidar, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Nivel I del Conacyt y mantiene desde hace 30 años contacto ininterrumpido con Monterrey, señala que la posverdad es un fenómeno socio-cultural-histórico-político-económico-psicológico que siempre ha existido ligado al ejercicio de los diversos tipos de poder.

“En esta coyuntura, adquiere nuevos y peligrosos matices por el impacto de las redes sociales en el mundo hiperconectado, en el cual se descentraliza el poder, para tomarlo ubicuo, difuso, confuso, sin límites, tal como se ejerce en los espacios digitales”, dijo.

Un sujeto atado

En la sociedad 5.0, término que se acuñó en Japón, los espacios y los tiempos se trastocan, se desubican, son digitales.

Los sujetos no se preocupan por conocer la verdad de los hechos socio-culturales- históricos-políticos-económicos-psicológicos porque están atrapados por mecanismos de persuasión fuertemente vinculados a lo emocional y a las redes digitales, explicó Haidar.

Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad
Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad

Creo que es importante trabajar con la posverdad, porque es una categoría que empezó no hace muchos años, pero tiene mucha circulación. Trabajar la cultura digital nos llevó a trabajar los procesos de la posverdad donde hay ahora muchos discursos o frases discursivas, y se puede trabajar desde el contexto de la pandemia”.

Julieta Haidar

Profesora e investigadora de la ENAH

Orden y desorden en la pandemia

La conferencia se trazó en cuatro núcleos. La pandemia del coronavirus desde la complejidad y transdisciplinariedad; la cultura digital y su ciberántropo (Lefebvre), ciberespacio, cibertiempo y el COVID-19; prácticas semiótico-discursivas de la posverdad: pandemia, infodemia COVID-19; y futuros posibles para la humanidad dentro de la sociedad 5.0.

Quiero decir que la pandemia es una situación global inesperada y es una situación de gran impacto en todos los planos y niveles”.

Julieta Haidar

Haidar añadió que la pandemia del COVID-19 produce desorden y orden al mismo tiempo, lo negativo y positivo al mismo tiempo.

“La transdisciplinariedad es necesaria para poder analizar toda la complejidad que tenemos en el planeta y la humanidad. La pandemia cruza los campos cognitivos de las ciencias naturales, las ciencias sociales, las exactas y la filosofía, la ética, la religión, entre otras”, apuntó agregando que en lo positivo se generan nuevas formas de interacción y que la pandemia no sólo ha traído aspectos negativos.

Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad
Percibe Julieta Haidar a una sociedad presa de la posverdad

Algunos de ellos serían la producción de información de artículos, nuevas formas de justicia articuladas a la distribución de la riqueza que se concentra en tan pocos sectores y nuevos avances en los procesos de comunicación digital, con lo cual la hiperconexión ha avanzado cualitativamente en la búsqueda de interacciones positivas entre los seres humanos.

El sujeto que está sufriendo la pandemia es transdimensional, contradictorio en movimientos recursivos. Esta transdimensionalidad del sujeto no solo tiene que pasar por las ciencias sociales, sino por las ciencias del lenguaje. Hay que hacer una revisión del sujeto desde la transdisciplinariedad”.

Julieta Haidar

Publicidad