×

9 julio, 2020

Del confinamiento digital al distanciamiento social: José Pérez Tornero

Las relaciones personales de por sí son complicadas. Durante la pandemia, el trato directo es casi nulo. Por otro lado, la digitalización también debe preservar la comunicación y valores del ser humano como el respeto y la dignidad personal.

Por: Octaviano Mata y Blanca Medina Viezca  

En la actualidad, a causa de la pandemia por COVID-19, las personas están obligadas a mantener la distancia social. Esto provoca que las plataformas digitales sean la única vía de comunicación posible. ¿Qué consecuencias traerá consigo esta nueva realidad?

El profesor en Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, José Manuel Pérez Tornero, aseguró que el futuro resulta incierto.

El confinamiento digital llevará a las comunidades a un distanciamiento social en el que se perderán las emociones, las relaciones con el otro y la comunicación cara a cara.

“El COVID-19 ha cambiado nuestras dimensiones comunicacionales. La comunicación personal directa ha sido confinada durante un tiempo y, en el futuro, corre el riesgo de ser distanciada, no solamente por el aspecto espacial.

“El confinamiento ha creado angustia y sufrimiento. Ha habido muchas personas, por ejemplo, que no han podido acompañar a sus familiares que han agonizado y fallecido en soledad, y que no han podido disponer del mínimo consuelo que en esos momentos deparan los abrazos, los besos, la cercanía”, sentenció en entrevista a la publicación Somos periodismo.

Lleva su análisis por Latinoamérica

En su libro La Gran Mediatización I. El tsunami que expropia nuestras vidas, Pérez Tornero analiza, en un ensayo, los cambios que sufre la sociedad a partir de lo que él llama gran mediatización; es decir, un proceso de 60 años que desemboca en una hipermasificación que anuncia un cambio de era.

En la obra, el autor trata de responder cómo los medios han cambiado al ser humano a través del tiempo. Señala los momentos cuando la televisión solo llegaba a una o dos señales. Todo este proceso se multiplicó gracias a la fibra óptica e internet.

Del confinamiento digital al distanciamiento social: José Pérez Tornero
Del confinamiento digital al distanciamiento social: José Pérez Tornero

“Lo virtual se ha vuelto real y la realidad se ha vuelto virtual”, sentencia el especialista en comunicación y periodismo.

La presentación del libro se llevó a cabo en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL el 6 de julio en una conferencia virtual.

La exposición de su ensayo forma parte de una serie de presentaciones que el autor ha realizado en diferentes países como Perú, República Dominicana, El Salvador, Ecuador, Chile y Guatemala.

Durante su charla frente a profesores y estudiantes de la Universidad, el asesor de la UNESCO aseguró que el confinamiento digital -fruto de la pandemia- durará un tiempo y tendrá consecuencias a largo plazo.

Como ejemplo, Pérez Tornero señaló que cambiarán las relaciones de trabajo, la manera como se comunican los compañeros laborales y la forma de trabajar en sí. Asimismo, esto pasará en la educación y en las relaciones personales.

Defender valores para la convivencia virtual

El presidente de la Cátedra UNESCO-UAB de Alfabetización Mediática y Periodismo de Calidad aseguró que la era digital llegó para quedarse. La sociedad deberá adaptarse a las plataformas digitales y aprender para utilizarlas a su favor.

Para ello, precisó, se necesita desarrollar la tecnología y la innovación manteniendo la lucha por estos valores, aplicando sentido crítico con un compromiso personal y social.

Sin darnos cuenta, la tecnología nos envuelve, cambia nuestro carácter, altera las relaciones personales, amenaza con terminar con la privacidad, la intimidad, las relaciones personales directas".

José Manuel Pérez Tornero

Profesor en Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona

“Pero creo que sí podemos mantener como un objetivo permanente sostener ciertos valores esenciales para la humanidad como la dignidad personal, la libertad, la justicia, la igualdad, el amor, la democracia, el respeto”, precisó.

La clave, precisó, consistirá en ser reflexivos y activos al mismo tiempo, aplicando los conocimientos de manera constante para hacer de esta nueva era de comunicación una propuesta humanista e integral.

Publicidad