×

21 abril, 2021

Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa

Pablo Valdivia, investigador de Harvard y creador de Perusall, explicó que esta "app" permite a los estudiantes desarrollar el mayor alto nivel de habilidades metacognitivas posibles, que les permita proponer soluciones novedosas a problemas complejos.

Por: Esperanza Armendáriz  

La inteligencia artificial y la analítica de datos son disciplinas que unidas se traducen en aplicaciones tecnológicas que permiten mejorar la experiencia educacional y enfrentar este paradigma del aprendizaje provocado por el COVID-19.

La conferencia formó parte del programa Estrategia Digital UANL. Innovando para transformar la educación, convocado por la Máxima Casa de Estudios para reflexionar en torno al tema educativo y en la que han participado expertos en la materia.

“Educación, presencialidad, innovación y COVID-19”, fue la ponencia que dictó el doctor Pablo Valdivia, catedrático e investigador en física aplicada en la Universidad de Harvard.

En ella habló de cómo la inteligencia artificial ayuda a solventar nuevos desafíos que la pandemia ha planteado a todo el sistema educativo.

El aprendizaje como experiencial social

Para el doctor Pablo Valdivia, director de la Escuela Nacional de Estudios de Posgrado y asesor científico de la Real Academia de las Artes y la Ciencia en los Países Bajos, el COVID-19 -como gran disruptor- está desafiando a las instituciones de educación en todo el mundo.

Sin embargo, explicó, es la oportunidad de ir hacia una docencia más personalizada, que cubra las necesidades reales de los estudiantes.

Valdivia habló sobre gestar un modelo denominado sistema de co-creación educativa, proceso formativo donde el alumno es un elemento activo.

Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa
Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa

Durante su ponencia, Valdivia dejó claro que un problema actual en el proceso educativo es que el estudiante está solo. Y plantea la implementación de un sistema que contenga dos componentes necesarios para una experiencia de aprendizaje exitosa: la motivación intrínseca de los estudiantes y desarrollar el aprendizaje cooperativo.

“El gran reto es cómo conseguir lo anterior en un entorno no presencial, nosotros (expertos en los procesos educativos) recurrimos al modelo clásico de la clase invertida, en donde se puedan crear redes y comunidad de investigación.

Para nosotros una clase con los estudiantes es una red en la que cada estudiante es un nodo, cada alumno va construyendo información y va transfiriendo la información en la medida en que el proceso de aprendizaje se va desarrollando”.

Pablo Valdivia

Director de la Escuela Nacional de Estudios de Posgrado y asesor científico de la Real Academia de las Artes y la Ciencia en los Países Bajos

De esta manera los estudiantes están acompañados e inmersos en un modelo donde se estimula la memoria a largo plazo (el trabajo en red así lo demuestra) y otras habilidades; se logra también la interacción entre la comunidad estudiantil.

Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa
Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa

“Aplicamos la teoría de alineamiento constructivo y el concepto de comunidad de investigación (COI) de Randy Garrison, donde ponemos énfasis en la experiencia social educativa.

Ya que está demostrado que para que se consolide un conocimiento que se base en la memoria a largo plazo y que desarrollen las habilidades que nuestros estudiantes necesitan para su desarrollo profesional y como ciudadanos, es muy importante el aprendizaje como experiencia social”.

Pablo Valdivia

Una app para apoyar el proceso educativo

Las competencias de los estudiantes del Siglo 21 ante modelos educativos centrados en el aprendizaje como experiencia social son la creatividad e innovación; pensamiento crítico y resolución de problemas; actividad, adaptabilidad y habilidad para el aprendizaje continuo; trabajo en equipo, autodirección y emprendimiento; comunicación oral y escrita; y multilingüismo y conocimiento cultural.

Valdivia presentó una aplicación, creada junto con Erick Manzur, gratuita y disponible en español.

La app está soportada desde la inteligencia artificial y la analítica de datos, para ayudar a enfrentar estos nuevos desafíos y encaminada a mejorar la experiencia educativa de docentes y estudiantes.

Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa
Contribuye inteligencia artificial a mejorar experiencia educativa

El académico de Harvard explicó que Perusall es una aplicación que involucra la analítica de datos, disciplina que permite examinar, modelar y entender procesos pedagógicos, para ofrecer información muy específica sobre las necesidades reales de los estudiantes.

Perusall nos da información de lo que pasa en la clase, fuera de la clase y cómo podemos ayudar a los alumnos; gracias a la inteligencia artificial podemos aprovechar esta analítica de aprendizaje social y mejorar la relación profesor-estudiante, patrones de comportamiento de aprendizaje y modelos de autorregulación en el aprendizaje, por ejemplo”.

Pablo Valdivia

Agregó que esta app permite al docente tener información importante antes de cada clase, que facilita el aprendizaje colaborativo, la interacción; y que tiene un sistema de inteligencia artificial incorporado con un sistema de evaluación automática, que permite al maestro acceso a información de las necesidades reales de los alumnos (Informe de confusión).

El experto enfatizó en que ninguna metodología innovadora, que incluya el uso de internet artificial y las analíticas de datos, va a funcionar si antes no se reflexiona de manera crítica sobre la metodología institucional a utilizar y sobre cómo se puede apoyar mejor a los estudiantes en el proceso de aprendizaje.

aprendizaje activo
aprendizaje activo

Por último, con Perusall los docentes pueden saber si sus estudiantes están haciendo buen uso del tiempo de aprendizaje, el tiempo que les dedican a las actividades o si están trabajando cerca de la fecha límite.

De esta manera, podrían intervenir para guiar, acompañar y facilitar el aprendizaje de sus estudiantes.

Así, el profesor deja de ser el centro de proceso de aprendizaje y se convierte en un acompañante y facilitador del aprendizaje.

Publicidad