×

3 junio, 2020

Se va un grande del teatro universitario

Julián Guajardo Lozano fue bailarín, actor, director y productor de teatro, considerado pionero en las artes escénicas. Fallece a los 87 años de edad dejando un legado invaluable para el teatro nacional.

Por: Esperanza Armendáriz  

“Mi vida de teatro empieza un lunes, en la secundaria No. 1, declamando. Ahí fue mi inicio. Debuto por primera vez el 24 de enero de 1951 a las 8:35 de la noche, con la primera Revista Musical Universitaria, auspiciada, apoyada, por el Lic. Raúl Rangel Frías. Éramos un grupo bien hermoso y una revista inigualable. Aquí se escribía el libreto, se escribía la música, nos dirigíamos. ¡Era un equipazo!”.
Julián Guajardo, Revista Memoria Universitaria

Por Esperanza Armendáriz

Julián Guajardo Lozano (1933-2020) se unió para siempre a la Universidad Autónoma de Nuevo León en 1951 cuando se convirtió en socio fundador de la Revista Musical Universitaria, cuando era estudiante de bachillerato. Una unión permanente, de casi 70 años de su vida.

En el inicio de este año 2020, la Máxima Casa de Estudios del Estado le otorgó el Reconocimiento al Mérito Cultural por el fomento y contribución a la cultura.

A Julián Guajardo lo recordamos como un productor escénico de obras clásicas como El cielo prometido, Medea o Crimen y castigo; pero además como creador de espacios como La República, La Azotea y el Grillo, escenarios que apoyó para la difusión de las artes en la ciudad.

Una vida dedicada a los escenarios

De 1956 a 1958 hizo estudios en la Ciudad de México, interviniendo como asistente de José de Jesús Aceves, en el Teatro Caracol.

Becado, en el año 1962, por el Gobierno de Checoslovaquia, estuvo dos años en aquel país, como observador, estudiante de escenografía y asistente de František Tröster, maestro de Josef Svoboda, creador de La Linterna Mágica.

Distinguen fomento a la cultura en Nuevo León
Distinguen fomento a la cultura en Nuevo León

Participó, en el año 1970, como director en el Festival Latinoamericano de Teatro Universitario, en Manizales, Colombia, en representación de México, con la obra El juego de Zuzanka, de Milos Macourek. En 1967 ganó la “Máscara de Bronce”, como Mejor Director, por Medea.

Director de gran cantidad de obras, entre las cuales se destacan La danza que sueña la tortuga, de Emilio Carballido (Premio al Mejor Director y Actor, en el Festival Zona Noreste de Bellas Artes 1956), y Crimen y castigo, de Fiódor Dostoievski, con la Compañía Nacional de Teatro (Premios Nacionales 1982, como Mejor Director, por la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro y la Unión de Críticos y Cronistas de Teatro).

‘La Universidad significa todo’

En 1992 recibió la Presea Estado de Nuevo León al Mérito Cívico en el área de Teatro.

Para 1999 fue galardonado por el Gobierno del Estado y CONACULTA por 50 años de labor artística, mientras que en 2003 obtuvo el Premio a las Artes UANL en la categoría de Artes Corporales.

En el marco de la cuarta Feria Universitaria del Libro UANLeer 2014, la Universidad le rindió un homenaje y presentó su libro biográfico Un hombre de teatro. Julián Guajardo, de Armando de León Montaño.

Sin duda, ha dejado una huella profunda en la formación teatral de muchas generaciones de actrices y actores nuevoleoneses.

Descanse en paz el decano del teatro en Nuevo León.

La Universidad significa todo, es mi madre, no puedo dejar de querer a la Universidad, siempre he estado inmiscuido en ella, o estoy haciendo algo aquí o allá, pero siempre estoy pensando que salga bien para que hablen bien de mí y de la Universidad, que es donde nací, donde me dio a luz”.

Julián Guajardo Lozano

Director de teatro
Publicidad