×

26 agosto, 2019

Juan Manuel Bladé: El hombre del récord

“Juan Bladé, el half de oro” lo bautizó la prensa aquella noche de 1977, cuando anotó en cinco ocasiones y corrió 415 yardas en la mítica final en la que Auténticos Tigres se coronaron campeones invictos.

Por: Luis Salazar   Fotografía: Josué Cisneros

Los años pasan y el récord que impuso Juan Manuel Bladé aquella noche de noviembre de 1977 parece crecer aún más, hasta el punto de volverse inalcanzable.

Eran 40 mil almas las que presenciaban la primera final nacional de futbol americano en Monterrey.

Auténticos Tigres llegaban invictos a enfrentar a unas Águilas Blancas que al final vencieron 66-0.

Sin embargo, “El héroe” de esa fría noche del 11 de noviembre, según la prensa regiomontana, fue Bladé, pues anotó en cinco ocasiones e impuso un récord histórico: corrió 415 yardas en 43 acarreos.

“El half de oro” refería el diario El Porvenir, y “Lo que hizo Bladé es incomparable”, escribió El Norte en sus ediciones del sábado 12 de noviembre de 1977.

Actualmente, Bladé es el representante de Auténticos Tigres ante la ONEFA. Inició su carrera en el futbol americano con Toros de la AFAIM.

De hecho, es fundador de esa liga, en 1968; luego en Potros; y en la Uni en la categoría Intermedia con las Tortugas de la Facultad de Odontología. Portó el jersey número 15 y su elegiblidad la cumplió de 1976 a 1980.

Los años pasan y el récord que impuso Juan Manuel Bladé aquella noche de noviembre de 1977 parece crecer aún más, hasta el punto de volverse inalcanzable.

En entrevista, el doctor comentó que para lograr su récord, se conjugaron muchas situaciones; el equipo era muy fuerte y bien preparado en los aspectos mental y físico.

“Parte del que se hayan mantenido los récords que en mi persona permanecen es debido a que fue en una final de campeonato. Porque puede ser que te toque un juego fácil y lo haces, pero en una final está bien difícil”, declaró.

Para dimensionar este récord, en la liga colegial de Estados Unidos, un jugador corrió más de 400 yardas en un juego, pero en 1999. Con 406 yardas lo logró LaDainian Tomilson jugando para la Universidad Cristiana de Texas.

Dicho con modestia de su parte, Bladé consideró que en el 77 Auténticos Tigres tenía una línea ofensiva poderosa; de hecho, la compara con la del equipo actual.

Esa línea dorada, como también la nombró la prensa de entonces, estaba integrada por el centro Jorge García; los gares Panchito Ramírez y Leonel García; los tackles Pedro Euzárraga y Armando Vera, el ala cerrado Enrique López, y el fullback Daniel Cebrián.

Aclaró que Antonio El loco Chávez, quien entró al juego de relevo por él, también anotó en tres ocasiones y corrió para sumar más de 100 yardas en esa final.

“Imagínate. Si hubiera sido un solo corredor le pegas a más de 500 yardas”, planteó.

Publicidad