×

23 enero, 2020

Inmortalizan a Roberto Gadea

La Facultad de Organización Deportiva otorga el nombre del emblemático entrenador del representativo de futbol de la UANL, Roberto Gadea, a su campo de entrenamiento del balompié.

Por: Norberto Coronado  

La Universidad Autónoma de Nuevo León inmortalizó al entrenador del equipo de futbol universitario Tigres, ex jugador profesional y primer campeón con los Tigres de primera división profesional, Roberto Eugenio Armando Gadea Ayala.

La Facultad de Organización Deportiva nombró a su campo de juego con el nombre del entrenador nacido en Uruguay, y que se unió a la UANL en 1982.

Instauran Cátedra “Osvaldo Batocletti”
Instauran Cátedra “Osvaldo Batocletti”

Fue durante la Cátedra “Osvaldo Batocletti” en la que el Rector de la UANL, Rogelio Garza Rivera, develó la placa conmemorativa ante la presencia de familiares y amigos del charrúa, quien mencionó que siempre será Tigre y Guerrero.

Gadea Ayala se une a la selecta lista de inmortalizados en recintos deportivos universitarios como el Ing. Cayetano Garza (Gimnasio de FOD), Dr. Luis Eugenio Todd, (Gimnasio de voleibol y basquetbol), Mariana Avitia (Campo de Tiro con Arco del Polideportivo Tigres), Gaspar Mass (Estadio de futbol y futbol americano), Ing. Raymundo “Chico” Rivera (Estadio de Atletismo) y Jesús Vela (Campo de futbol de FACPYA).

Lleva la U en la sangre

Son pocos los jugadores o deportistas que llegan a un representativo de una universidad, se arraigan con ellos, aman los colores y los defienden a muerte. En este caso, la UANL tiene a Roberto Gadea Ayala, quien cumple con estas características.

Fue el 3 de marzo de 1976 cuando el entrenador llegó a los Tigres. Su carrera profesional en el futbol fue meteórica. En Uruguay, debutó en Central Español; luego en Defensor Sporting, donde jugó para la selección de Uruguay y fue considerado el mejor defensa central con apenas 17 años.

La cuestión económica le impidió jugar en el Oviedo de España, pero recibió una oferta para jugar en México para Cruz Azul. Gadea se encontraba en el Estadio Azteca, y presenciaba la final del Torneo de Copa entre Tigres y América. Los felinos caían 2-1.

Ahí mismo, en el Coloso de Santa Úrsula, el técnico de los Tigres, Claudio Lostanau, pidió a la directiva que hicieran una oferta por el defensor uruguayo. Gadea aceptó vestirse de Tigre; el jersey que usó toda su vida.

“Me interesó lo deportivo y aquí [en Monterrey] había una colonia de uruguayos muy grande. Estaba Bertocchi, Romeo Corbo, Albino Freire, Rigoberto Fontes y grandes amigos como Barbadillo y Batocletti”, menciona Roberto Gadea en su oficina en la Dirección de Deportes de la UANL.

Fue uno de los héroes que salvó a Tigres del descenso. Le ganó al Zacatepec y le dio el primer campeonato de futbol profesional junto a Tomás Boy, Pilar Reyes, Jorge García, Mantegaza y Raúl Ruiz, quienes derrotaron a Pumas en el Estadio Olímpico 68.

“Fuimos una generación dorada, un equipo de ensueño, un parteaguas con la afición. Se definió quién era Tigre y quién Rayado. Ese campeonato fue un antes y después para la afición”, recuerda.

Gadea se retiró de las canchas en 1982. En ese mismo año, Cayetano Garza Garza le ofreció hacerse cargo de los equipos representativos de la UANL. El uruguayo aceptó ser parte de la casa felina.

La manera de entrenar de Gadea

Hace 36 años, Gadea Ayala pisó los terrenos de la UANL. Su trabajo con los Tigres de futbol soccer consistió en convencer a los jugadores de entrenar como los profesionales, filosofía que de inmediato dio resultados.

“A Cayetano le gustaba el deporte, pero más le gustaba ser campeón. Entonces, te apoyaba en todo, desde los viajes, concentraciones, torneos. Lo único que pedía era entrega total en la cancha”, menciona el ex defensa charrúa.

Roberto recuerda que, en una ocasión, en la disputa de un torneo en la Ciudad de México, se hospedaron en un hotel donde estaba el Atlante. Se acercó Rubén “Ratón” Ayala y le comentó “Oye, Roberto, tus estudiantes comen mejor que nosotros ¿Me aceptas en el equipo?”, provocó la risa de los jugadores felinos.

“Los acostumbramos a entrenar como profesionales, a tener dos sesiones de entrenamiento, a ser disciplinados, a comer como profesionales y funcionó. Los muchachos se pelean por pertenecer a Tigres”, comenta orgulloso.

En su primer año, Gadea Ayala ganó el campeonato dos veces con el equipo de la Facultad de Agronomía. También levantó la copa con el equipo de Enfermería, y con los Guerreros de la Facultad de Organización Deportiva.

En ese mismo 1982, Tigres se proclamó como el primer campeón nacional dentro del torneo de la Organización Nacional Estudiantil. Tenía de jugadores a José Alberto Pérez (actual Director de Deportes), Francisco Sandoval, David López, Lázaro Garza, Jorge Franco, José Castorena.

“Todos ellos son grandes y exitosos profesionistas. Se creó una hermandad que hasta la fecha perdura”, comentó Gadea.

El trabajo con los estudiantes también ha dado frutos hacia el profesionalismo.

La facultad apoya a jugadores que están en la búsqueda de la oportunidad como Erick Vázquez, quien jugó en Potros UAEMex, y en el Aalborg de Dinamarca; Alan Dávila en el Corinthias de Brasil; Jesús Molina a Tigres profesional; y el más reciente, el portero Miguel Ortega, tercer portero de Tigres profesional.

Tigres tiene un presente halagador y un futuro impresionante. Tenemos casi 300 equipos en el torneo intrauniversitario. Todos quieren jugar en la UANL y los equipos salen a derrotar a Tigres, porque Tigres es respeto”.

Roberto Gadea Ayala

Roberto Gadea Ayala sigue en búsqueda de nuevos retos. Está en continua capacitación, aporta conocimiento y formación desde su nueva trinchera a los universitarios. 

Está convencido que la cantera felina no se ha acabado. Las nuevas generaciones seguirán llevando el futbol soccer varonil de los Tigres al Top 5; formarán profesionistas y personas con calidez humana en la sociedad.

Publicidad