×

19 octubre, 2021

Detectan factores que complican atención del cáncer de mama

La oncóloga de la UANL Jackeline Lara exhorta a las mujeres a mantenerse alertas ante el cáncer de mama mediante la autoexploración y la revisión médica permanente.

Por: Eduardo Rodríguez Palacios  

De acuerdo con cifras del Centro Universitario contra el Cáncer de la UANL, en México, alrededor de una de cada 10 pacientes puede presentar cáncer de mama, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones cuando las pacientes llegan a consulta, argumentan que no se realizaban una mamografía debido a que no tenían antecedentes familiares con esta enfermedad.

Por este motivo, la oncóloga de la Universidad Autónoma de Nuevo León Jackeline Lara Campos exhorta a las mujeres a que se realicen un estudio oportuno, ya que, aunque no tengan un historial de familiares que hayan padecido cáncer, de igual manera pueden desarrollar la enfermedad.

Detectan factores que complican atención del cáncer de mama
Detectan factores que complican atención del cáncer de mama

A lo anterior habría que agregar otros factores que han impedido la atención temprana de esta afectación. Las primeras consultas y el diagnóstico en etapas tempranas del cáncer de mama se vieron afectados debido a la pandemia, aseguró la oncóloga de la Universidad Autónoma de Nuevo León, ya que, de atender a 580 pacientes previo a este problema de salud mundial, en el último año y medio solo recibieron aproximadamente a 380 mujeres.

“El cáncer de mama es muy importante en nuestra consulta, porque ocupa alrededor del 30 por ciento de la consulta oncológica en el Hospital Universitario”, recalcó la especialista del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” Lara Campos.

Es importante concientizar a las pacientes que no solo se autoexploren, sino que se realicen su mamografía, ya que hemos visto que mujeres que cada año se hacían su revisión, por temor a la pandemia, lo dejaron de hacer y algunas llegaron con nosotros presentando tumores. Las instalaciones del HU han estado abiertas y por ello la insistencia de que se realicen sus estudios".

Jackeline Lara Campos

Oncóloga de la Universidad Autónoma de Nuevo León

La genética, un factor determinante

Los factores para desarrollar cáncer de mama pueden ser multifactoriales, pero la genética es uno de los principales para desencadenarla.

Según datos del Centro Universitario contra el Cáncer de la Universidad Autónoma de Nuevo León, alrededor del 10 por ciento de las mujeres menores de 40 años de edad presenta cáncer de mama, que generalmente son diagnosticadas en etapa tres, cuando el cáncer ya es agresivo.

“En estos casos son mujeres que tienen familiares en primera línea como la abuela, la mamá o una hermana que desarrollaron cáncer antes a los 40 años de edad, por eso la importancia de revisarse con anticipación”, señaló la oncóloga del Hospital Universitario Jackeline Lara Campos.

Por lo que en esta situación de alto riesgo lo recomendable es visitar a un ginecólogo, oncólogo o ginecólogo-oncólogo a partir los 18 o 20 años de edad, ya que en estos casos, si está presente una mutación de cierto tipo de cáncer de mama en la genética de la paciente, se le sugiere realizarse una resonancia magnética para detectar la enfermedad a tiempo.

Detectan factores que complican atención del cáncer de mama
Detectan factores que complican atención del cáncer de mama

En el caso de las mujeres sin antecedentes familiares de cáncer o de bajo riesgo, la recomendación es que acudan con su médico desde los 25 años de edad y que las revisiones clínicas sean anuales. A partir de los 40 años deberán comenzar a realizarse anualmente una mamografía.

Etapas del cáncer de mama

  • Etapa 0: hay un tumor, pero no ha tenido la capacidad de invadir ni venas ni vasos linfáticos, es decir, está contenido. Es cien por ciento curable.
  • Etapa 1: son tumores pequeños que en la mayoría de las ocasiones no requieren de un tratamiento posterior a la cirugía. Generalmente se conserva gran parte de la glándula mamaria de la paciente y en algunas ocasiones se requiere de radioterapia o quimioterapia después del procedimiento quirúrgico. La cura es del 98 por ciento.
  • Etapas 2 y 3: el tumor puede estar más avanzado, porque hay ganglios en la axila y las pacientes reciben un tratamiento previo a la cirugía debido a que el tumor es más grande y se requiere reducir su tamaño para realizar una cirugía óptima. La paciente no está toda su vida bajo tratamiento, sino que, concluido el procedimiento quirúrgico, inicia un período de vigilancia. La cura en la etapa dos es del 70 por ciento y en la etapa tres es del 30 a 50 por ciento.
  • Etapa 4: es el escenario más adverso, porque la paciente va a estar bajo tratamiento continuo de quimioterapia. En esta etapa generalmente el cáncer se expande a otros órganos del cuerpo. No hay probabilidad de cura.

Si te interesa realizarte una revisión médica o pedir informes acerca de las consultas en el Centro Universitario contra el Cáncer de la UANL, comunícate al (81) 8333-8111 y 12.

Publicidad