×

17 diciembre, 2020

Afecta pandemia al coeficiente emocional

Investigadores de la Facultad de Psicología de la UANL realizan un estudio con alumnos de bachillerato para evaluar su coeficiente emocional y los resultados revelan que hay una baja significativa, consecuencia del estrés y la ansiedad provocados por la pandemia.

Por: Luis Salazar  

El coeficiente emocional, que para muchos es aún más importante que el coeficiente intelectual, en los últimos tiempos ha venido disminuyendo progresivamente. Pero la pandemia lo hizo caer aún más.

Así lo demuestran los resultados del programa DIME (Desarrollo Integral para el Manejo Emocional), que sigue en curso la Facultad de Psicología (FAPSI) de la Universidad Autónoma de Nuevo León y que ha permitido diagnosticar a más de 500 alumnos provenientes de 19 escuelas preparatorias.

Antes de la pandemia, a nivel mundial el coeficiente emocional había caído a un promedio de 74 puntos sobre los 85 puntos esperados. Pero los últimos indicadores del DIME, señalan que durante estos meses el promedio bajó a los 68 puntos.

El estudio se ha hecho en colaboración con la Rectoría, las secretarías Académica, y la de Innovación y Desarrollo, la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) y la Dirección de Nivel Medio Superior.

Buscan generar habilidades para afrontar conflictos

En entrevista el doctor Álvaro Aguillón Ramírez, director de la Facultad de Psicología, comentó que la baja del coeficiente emocional es mundial y se presenta en contextos laborales y educativos. Y afecta aún más a la generación de nativos digitales que a los baby boomers.

Afecta pandemia al coeficiente emocional
Afecta pandemia al coeficiente emocional

“La pandemia ha disparado la atención en estrés, ansiedad y aceleró la disminución del coeficiente emocional. Antes de la pandemia un chico con un bajo autocontrol salía a la calle y se relajaba, ahora que solo está en casa explota”, explicó.

La intención de DIME es contribuir al bienestar de más de cinco mil alumnos de preparatoria a nivel intra e interpersonal que presenten dificultades socioafectivas en la esfera académica, personal, social y familiar.

La meta de este programa es sumar esfuerzos, métodos y técnicas especializadas para buscar el bienestar del coeficiente emocional, para que los estudiantes tengan mayores habilidades de afrontamiento ante los conflictos.

Empresas e instituciones universitarias han preguntado por el modelo de evaluación, pero aún no lo han compartido ya que primero buscan concluir la postevaluación.

Luego del estudio en el nivel medio superior, se contempla aplicarlo al nivel superior y con los docentes.

El procedimiento DIME:

  1. El Rector lo propone como socialización y sensibilización.
  2. Se crea en colaboración con la dirección de Estudios del Nivel Medio Superior.
  3. Es un modelo de diagnóstico con más de 500 alumnos (de 19 preparatorias).
  4. Desarrollan Master Class sobre inteligencia emocional con los alumnos.
  5. Estudiantes participan en seminario virtual de autogestión con enfoque Counseling para el manejo efectivo de las emociones.
  6. Sesión de grupo T-Live. Un especialista sesiona con los estudiantes.
  7. Postevaluación y seguimiento para ver avances del modelo (fines de enero de 2021).
Publicidad