×

3 diciembre, 2019

Adiós a los excesos con las nuevas etiquetas de los alimentos

El grave problema de salud que vive México es causado por la desinformación nutrimental. Un nuevo etiquetado frontal busca que el consumidor reconozca el valor nutricional de los alimentos.

Por: Victoria Montemayor   Fotografía: Efraín Aldama

A raíz de que en México se ha venido perfilando una avalancha de enfermedades como el sobrepeso, obesidad y diabetes, derivadas de un alto consumo de alimentos y bebidas ultraprocesadas, diversas organizaciones nacionales, institutos y expertos libres de conflicto de interés han impulsado la formulación, desarrollo e implementación de un mecanismo riguroso que elimine la desinformación nutrimental en los alimentos, hecho considerado histórico ya que nunca se había considerado en el país.

Con ese antecedente se creó una nueva forma de presentar al consumidor los valores nutrimentales de los alimentos y bebidas a través de un etiquetado frontal fácil de comprender

Este mecanismo además permitirá que el comprador realice una comparación y valoración certera de lo que va a consumir. 

Los puntos más importantes de esta nueva práctica son:

  1. Etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas.
  2. Sello de advertencia “CONTIENE EDULCORANTES. EVITAR EN NIÑOS”.
  3. Leyenda precautoria “CONTIENE CAFEÍNA. EVITAR EN NIÑOS”.
  4. Modelo de perfiles y nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud.
  5. Prohibir el uso de distintivos/avales de asociaciones médicas o científicas en productos no saludables.
  6. Prohibir la declaración de propiedades nutrimentales en productos no saludables.
  7. Prohibir el uso de elementos persuasivos y publicidad en los empaques de productos con sello o leyenda.
  8. Declaración de azúcares añadidos en la tabla nutrimental.
  9. Agrupación de los azúcares presentes en la lista de ingredientes.
  10. Declaración de la información en la tabla nutrimental por 100 gramos o 100 mililitros.

A través de octágonos de color negro impresos al frente de cada empaque se incluirá, según su caso, la palabra “EXCESO” seguida de las siguientes variables: calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio, así se le facilitará al consumidor tomar una elección acertada en su consumo.

Universitarios a la vanguardia en áreas de salud y nutrición

La Dra. Edna Nava, investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León, argumenta que el etiquetado actual de los productos alimenticios puede mejorarse con base en la evidencia de organismos internacionales. 

Esto con el fin de otorgar al consumidor una información más clara y práctica sobre la energía e ingredientes que contienen determinados productos, evitando así cualquier confusión.

Considerando la problemática de salud que se vive en el país, diversos expertos en la materia apuestan a que la renovación en el etiquetado frontal otorgará al público en general una mejor comprensión e interpretación de lo que se está consumiendo, de una forma rápida, directa, visible y fácil de entender.

En México se estima que más del 70% de las muertes en adultos son por casusa de las enfermedades crónicas no transmisibles”.

Organización Mundial de la Salud

La Dra. Nava especifica que este nuevo etiquetado es una forma de selección de alimentos con información útil, lo cual ayudará al consumidor de una manera sencilla a identificar el contenido de energía, nutrimentos e ingredientes, tales como azúcares añadidos, sodio, grasas totales y grasas saturadas.

Dra Edna Nava nutrióloga
Dra Edna Nava nutrióloga

“No se trata de culpar a ningún alimento, se trata de que la población tenga derecho a información que le permita facilitar la toma de decisiones saludables”.

Lo que provoca la desinformación nutrimental de la ciudadanía es que se comienzan a consumir en menor cantidad las frutas, verduras, lácteos, que son alimentos primordiales en la salud del ser humano.

La educación en alimentación es la clave y este etiquetado es una herramienta para informar a la población”.

Dra. Edna Nava

Investigadora de la UANL

Latinoamérica en la lucha por una mejor calidad de vida 

Países como Chile y Perú han implementado ya un riguroso etiquetado frontal y sellos de advertencia, lo que tenido resultados positivos con la disminución de productos altos en azúcares, sodio y grasas. 

Uruguay se encuentra en proceso de implementación de este mecanismo, mientras que México sigue en espera de su aprobación, si bien se planea que entre en vigor a partir del 2020.

El etiquetado frontal en alimentos y bebidas es un derecho de los consumidores a la información, un derecho sin el cual no podemos ejercer nuestro derecho a la salud”.

Instituto Nacional de Salud Pública

Publicidad